DONALD TRUMP: EL DECLIVE DEL IMPERIO (Parte II)

EL DECLIVE DEL HEGEMONISMO IMPERIAL  NORTEAMERICANO

Con la caída del Muro de Berlín en 1989 y  la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en  1991, se pasó de un mundo en que dos grandes superpotencias, los Estados Unidos de Norteamérica y la URSS, se disputaban la supremacía económica, política, militar y espacial,  a un  mundo unipolar, con la presencia dominante y hegemónica del poder imperial norteamericano. EEUU pasó a ser la primera potencia económica y militar mundial.  Se terminaba así la llamada “guerra fría”, iniciada después de la II Guerra Mundial, que expresaba la confrontación entre EEUU y  la URSS en varios planos, sin llegar a un enfrentamiento militar  directo.  

Este cambio no significó el inicio de un mundo sin guerras, al contrario aprovechando de correr solo en cancha, asumiendo falsamente las banderas de la “democracia”,  la “libertad” y los “derechos humanos”, que no los practica plenamente,  la potencia imperial norteamericana desarrolló una política injerencista, intervencionista y belicista a nivel planetario.  A partir de 1991 intervino en Kuwait, Somalia, Yugoeslavia, Afganistán, Irak, Pakistán, Yemen, Libia y Siria, continuó instalando bases militares, más de 900 bases militares instaladas en el mundo, y se dotó de un brazo armado fuerte: la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Todo esto como parte de lo que el sociólogo norteamericano Robinson William llama la acumulación militarizada del  capitalismo transnacional.

capita

Ahora la situación de predominancia hegemónica del imperialismo norteamericano ha  empezado a cambiar  y está entrando en caída, en lo económico, en lo militar y en lo político. Han salido en el escenario internacional  dos grandes competidores: China, en el campo económico y Rusia en el campo militar. A continuación veremos como se vienen produciendo estos cambios y como han influido en el discurso y la propuestas de Trump.

 

CHINA DESPLAZA A LOS EEUU DE LA SUPREMACÍA ECONOMICA MUNDIAL

China, liberada del dominio japonés en 1949, con más de 1,300 millones de  habitantes, bajo la dirección del Partido Comunista Chino se  convirtió de país agrícola atrasado en un país en creciente y acelerado desarrollo. Es ahora la primera potencia comercial mundial, el diario “El Comercio” de Lima, del 11 de Marzo 2017, informa que    “Los intercambios comerciales de China superaron, por primera vez en la historia, los 4 billones de dólares en 2013,…, lo que le convierte en la mayor potencia comercial mundial”.  Algunos organismos financieros consideran que China es también ya la primera potencia económica mundial, para afirmar esto utilizan la medición a través de la Paridad del Poder de Compra, que compara la capacidad de compra utilizando una misma moneda en distintos países, eliminando así la diferencia de  precios.

yuanvdollar

En este proceso de competencia por la supremacía económica mundial el Yuan chino, desde finales del 2016, ha sido aceptado por el FMI como moneda de intercambio mundial, cumpliendo este papel junto con el dólar, la libra esterlina, el yen japonés y el euro.  China ha impulsado la creación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB), que en la práctica es un competidor del Banco Mundial y del Banco Asiático de Desarrollo, instituciones bajo el control financiero de los EEUU.  En alianza con Rusia ha creado espacios para el intercambio comercial y financiero sin la utilización del dólar, lo que debilita el poder mundial del dólar norteamericano.

 

PROPUESTAS Y ACCIONES DE TRUMP CON CHINA

La entrada en un mundo donde el poder económico norteamericano está siendo crecientemente desplazado por China influyó para que Trump exacerbará en su campaña electoral su posición antichina, utilizando expresiones como: “China es nuestro enemigo”,  “China le ha quitado puestos de trabajo a los estadounidenses”  y “Tenemos que impedir que nos roben nuestros trabajos”. Generó tensiones con China cuando sostuvo comunicación con la presidenta de Taiwan, Tsai Ing Wen, rompiendo el principio de “una sola china” que regía las relaciones entre ambos países desde los tiempos de Richard Nixon. Y la situación de tensión se exacerbó, según  Alberto Galeano BBC 17/01/2017, “… luego de que Trump advirtiera que no le permitirá a China que tenga acceso a siete islas artificiales que se encuentran en el mar del Sur, por lo que Beijing –a través de sus diarios oficiales, el Global Time y el China Daily- advirtió al magnate sobre los riesgos de “una guerra a vasta escala” con Washington”. Estados Unidos ha estado enviando barcos de guerra, que navegan cerca de las islas,  y sus aviones las sobrevuelan.

ghi

Posteriormente, según la Agencia EFE, 10 de Febrero 2017,  en un  comunicado de la Casa Blanca se informó de una conversación telefónica entre Donald Trump y su homólogo chino Xi Jinping, en la cual el mandatario estadounidense afirma que respetará la política de “una sola China”. Continuando con este proceso de distensión, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, ha arribado el 18 de Marzo 2017 a China por invitación del Ministro de  Relaciones Exteriores chino  Wang Yi.  A la beligerancia inicial Trump ha dado paso a  una relativa distensión.  

 

RUSIA DESPLAZA A LOS EEUU DE LA SUPREMACÍA MILITAR

 

EEUU desarrollo dos grandes estrategias  intervencionistas, desestabilizadoras, golpistas  y guerreristas para reforzar su dominio imperial. La primera, cercar a Rusia, considerada la principal amenaza de la OTAN  y de los EEUU,  poniendo bases militares en los países fronterizos y creando conflictos  cerca de sus fronteras. Utilizando para esto el programa militar creado por George W. Bush conocido como el  Escudo Antimisiles, implementado por la OTAN con el apoyo  febril y  esquizofrénico de la Unión Europea (UE).  La segunda,  el derrocamiento de 7 gobiernos: Irak, Libia, Siria, Líbano, Somalia, Sudán e Irán,  desarrollada después del atentado del 11 de Setiembre del 2001. Esto fue denunciado por el  General Wesley Clark (General retirado del Ejército de los EEUU, Comandante Supremo de la OTAN durante la Guerra del Kosovo). Estas dos estrategias de agresión, inicialmente victoriosas, han sufrido  serias derrotas, que marcan el inicio del cambio de la supremacía militar norteamericana y de la OTAN.

oso

El cerco a Rusia ha sufrido serios reveses en Ucrania. El Departamento de Estado y la CIA, apoyaron el derrocamiento del Presidente Viktor Yanukovich y la toma del gobierno en Ucrania por parte de la derecha nazi – fascista.  Evidentemente esto era otra victoria de la estrategia norteamericana. Pero el pueblo ucraniano ruso  parlante, que habitaba en la estratégica península de Crimea, frente a la campaña ruso fóbica y los inicios de una limpieza étnica antirusa en Ucrania, decidió realizar un referéndum para decidir su separación de Ucrania. Más del 96% de los votantes estuvieron de acuerdo en separarse de Ucrania y pasar a ser parte de la Federación Rusa. Crimea ha pasado a ser ahora territorio ruso, lo que permite el paso de la Flota rusa por el Mar Negro y el Mar Mediterráneo. Esta fue una dura derrota de la estrategia de cerco a Rusia. Además, el pueblo del Este de Ucrania se levantó en armas y decidió formar dos repúblicas populares: la República Popular de Lugansk y la de Donest, las que tienen un régimen especial de autogobierno local,  y se mantienen firmes a pesar de  las arremetidas de las fuerzas armadas ucranianas, armadas y apoyadas por la OTAN.

Las sanciones económicas que EEUU le puso a Rusia por haber recuperado  Crimea, que contaron con el apoyo complaciente de la U.E., no han intimidado a Rusia, ni la han hecho retroceder, sino que las ha enfrentado con firmeza, a pesar de los serios efectos recesivos en su economía las está superando. La respuesta a estas sanciones de impedir el ingreso al mercado ruso de los productos agrícolas de los países comprometidos con la imposición de estas sanciones, ha incidido negativamente en la producción agrícola de los países de la Unión Europea, lo que agrava la crisis en la que se encuentran aun pasando estos paises.

syr

Así mismo, la estrategia colonial imperialista de derrocamiento de 7 gobiernos en el Medio Oriente y África está sufriendo un serio revés en Siria. Los EEUU después de participar y promover el derrocamiento de los gobiernos de Afganistán, Irak y Libia, crearon condiciones para pasar a derrocar al Presidente Sirio Bashar al Assad, legítimamente elegido, por el hecho de tener una posición nacional independiente. Para lo cual  creó, organizó, entrenó, financió y armó  a los terroristas del Estado Islámico,   (ISIS) – “los corta cabezas”- y  a la “oposición moderada Siria”, conformada en gran parte  por mercenarios. En este sucio trabajo intervencionista contó con el apoyo de la coalición de la muerte y destrucción conformada por Inglaterra, Francia, Alemania, Turquía, Israel, Arabia Saudita y Emiratos Árabes.

 

Los terroristas del Estado Islámico, con el apoyo de la “oposición democrática” y la “coalición de la muerte” liderada por los EEUU, habían logrado ocupar parte importante del territorio Sirio y habían logrado golpear duramente al Ejército Sirio, ocasionándole varias derrotas, lo que hacía peligrar la estabilidad del gobierno y del Presidente Sirio. Parecía que EEUU lograba otro de sus objetivos coloniales: el derrocamiento de un nuevo gobierno, la destrucción del país y la puesta de un nuevo gobierno títere.

siria-2

Pero la situación cambio a partir del  30 de Setiembre del 2015 en que Rusia a pedido del gobierno sirio decide intervenir militarmente, lo que incidió en el cambio del curso de la guerra. El Ejército Sirio con el apoyo de Rusia, Irán y el Movimiento Libanes Hezbolla, comenzó a infringir duros golpes y derrotas a los terroristas del Estado Islámico, que se habían convertido,  con el apoyo de la “coalición de la muerte” en una fuerza poderosa. A fines del mes de Diciembre del 2016, el Ejército Sirio liberó la ciudad de Alepo, después de que había estado por más de cuatro años en poder de los yihadistas del Estado Islámico. Fueron apresados en Alepo por las Fuerzas Sirias altos oficiales de la OTAN, de varias nacionalidades: norteamericana,  francesa, británica, alemana, israelí, turca, saudí, marroquí, qatarí, que venían apoyando a los terroristas. La liberación de Alepo  fue una dura derrota estratégica del Estado Islámico y sus aliados,  que cambió el curso de la guerra.

La guerra en Siria, que ha ocasionado la muerte de más de 350 mil sirios, no ha cesado, se hace intensa y feroz por momentos, pero en  Alepo quedaba demostrado que los terroristas del Estado, que han llevado también el terror a Europa, y sus aliados, ya no podrán ganar esta guerra.

siria

En Siria se ha estado a punto de  entrar en una confrontación directa entre Rusia, Irán, Siria   y los   EEUU, la UE, la OTAN e Israel.  Esta situación es parte de lo que el Papa Francisco llama la “Tercera Guerra Mundial por partes”. La liberación de Alepo, y las derrotas que les siguen infringiendo a los terroristas del Estado Islámico, mostró la superioridad bélica de Rusia sobre los EEUU, lo que ha sido un freno para impedir una confrontación directa entre ambas grandes potencias militares.

 

LA ACTUACIÓN DE TRUMP CON RUSIA

Mientras Obama apoyaba abiertamente a los terroristas del Estado Islámico y simulaba combatirlos, Trump en la campaña electoral asumió una posición diferente consideró que debía haber un acercamiento con Rusia para combatir a los terroristas. Esta propuesta  fue considerada por los halcones norteamericanos, por Obama y su entorno demócrata, como una traición, como una actitud pro rusa, no aceptada por quienes consideraban a Rusia como su enemigo principal y no a los terroristas. Trump fue considerado como un agente de Putín. Los medios desinformativos del oligopolio mediático mundial encabezados por CNN, el New York Times,  iniciaron una dura campaña contra el supuesto pro ruso Donald Trump. No aceptando la derrota de Hilary Clinton iniciaron una insidiosa campaña para culpar a los hackers rusos de esa derrota.

hack.jpg

Lo que hasta ahora se comprueba es que no ha habido nada efectivo en el cambio de la política injerencista norteamericana. Trump ha decidido incrementar el presupuesto militar, según manifiesta para recuperar la grandeza norteamericana. EEUU continua apoyando a las fuerzas mercenarias de la “oposición democrática” que se ha convertido en un medio de como las potencias occidentales hacen llegar el armamento a los terroristas del Estado Islámico, y está consintiendo la agresión militar de Israel contra el territorio y el ejército sirio.  Y además se siguen imponiendo  sanciones contra empresas rusas. En el escenario de corto plazo no hay todavía señales de un acercamiento con Rusia, esperamos que esto suceda para preservar la paz mundial.

 

RAUL MORE PALACIOS                                      26 Marzo 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s